“... y así empecé, sólo escribiendo”. Elaine Miranda.

Elaine es escritora del blog Plata con Plática. Logró transformar su pasión por las finanzas, la comunicación y la psicología en un emprendimiento. Aquí les dejo la conversación. ¡Gracias Elaine! 

¡Hola Ela! Contanos sobre lo que haces ¿Lo disfrutás?  

Elaine con Paris. 

Elaine con Paris. 

Disfruto muchísimo lo que hago, la mayor parte del tiempo no siento que estoy trabajando. Dar un taller, ir a las reuniones, escribir, dar charlas, me gusta todo eso. Siento que encontré algo que engloba las tres cosas que más me gustan: las finanzas, la psicología y la comunicación.  

Inicié en finanzas corporativas y estaba en un debate interno de salirme o no de las finanzas porque tenía ganas de estudiar psicología. Justo en ese momento seguía a financieros de México que estaban escribiendo sobre finanzas personales y los admiraba mucho. Vi que en Nicaragua había un enorme vacío en este tema y fue aquí que encontré la oportunidad de dedicarme a las finanzas personales.

 Contanos de tu camino y de momentos claves:  

Ha sido un camino largo. Empecé en el 2012 escribiendo un blog, fijé el tono de voz, la audiencia, los períodos de tiempo para escribir y así empecé, solo escribiendo. Hasta dos años después encontré el primer cliente, tres meses después el segundo.

¿Tenías claro el camino? ¿Donde estás ahora es donde querías llegar?

He improvisado un poco el camino. Al inicio quería dedicarme solamente a asesorías financieras individuales, pero en el camino me di cuenta que con las charlas y talleres le llegas a más gente y también los disfruto muchísimo.  He ido redefiniendo sobre la marcha.  

¿Qué consejos dejás a los que te van a leer aquí en La Fabrica?

  1. Paciencia y perseverancia: todo toma tiempo, no te podes desesperar.  Si estas entrando con la una expectativa de que va a suceder de la noche a la mañana llevas las de perder. Emprender toma tiempo y tenés que perseverar.
  2. Rentabilizar: Tenés que tener un modelo de negocio, ver las cosas con un punto de vista de rentabilidad, si no sabes cómo vas a ganar dinero, tu negocio está destinado al fracaso. cada quien tiene que definir como rentabilizar su pasión.
  3. Trabajar desde el corazón: El mejor emprendimiento nace del corazón.  Hace algo que te guste, que no sintás que estás trabajando, pensá en lo que podrías trabajar toda tu vida aunque no te pagaran y eso después lo rentabilizas. 

 

PD. Este blog post es el 1ero de una serie de 10 posts sobre mujeres que convirtieron su pasión en un emprendimiento. ¡Feliz mes de la mujer!