5 pensamientos que atentan contra la creatividad

En junio di una charla en el Centro PAC de Hispamer, para el 2do aniversario de Managua Furiosa. Y esta semana di un taller en el Colegio Nórdico Internacional. Ambos tenían algo en común, el tema: "La Creatividad", una palabra que usualmente al escucharla pensamos en manualidades, colores, artistas, en vez de pesar en nosotros mismos. 

En el aniversario de Managua Furiosa, durante la charla de Emprendimiento y Creatividad. 

En el aniversario de Managua Furiosa, durante la charla de Emprendimiento y Creatividad. 

En estas charlas explicaba un poco sobre cómo podes estimular y también cómo detener la creatividad en las personas. Cada uno de nosotros tenemos el poder de hacer una cosa o la otra, tanto promover o detener la creatividad por eso escribí este post, para compartir con ustedes qué comportamientos y qué pensamientos detienen la creatividad, para que dejemos de ser de esas personas que matan las nuevas ideas y nos convirtamos en facilitadores de ideas: 

Los ambientes y las personas intimidantes. 

¿Qué significa ser una persona intimidante? Podemos ser de estos, sin darnos cuenta. Por ejemplo, cuando estamos mucho tiempo serios o hasta enojados, cuando sos poco tolerante a probar cosas nuevas. Cuando reaccionas muy crítico constantemente. En todos estos escenarios estas siendo intimidante y siendo una barrera a la creatividad. 

La comodidad, la rutina, lo usual: 

Cuando estamos cómodos con "lo mismo de siempre", cuando no aparecen problemas que solucionar o cuando aparecen y se los enviamos a alguien más, es un ejemplo de cómo podemos caer en la zona de comodidad y no ser creativos al buscar soluciones, cosas nuevas, cosas diferentes. 

Las reglas sin sentido: 

Cuando nos toca seguir reglas, reglas que ni siquiera estamos claros por qué existen, porque seguir.  

Y estos 5 pensamientos detienen la creatividad al diez mil: 

1. "La creatividad es para las personas que nacieron creativas, para los músicos, artistas..."

Todos los seres humanos nacemos creativos, son los esquemas y las reglas que hacen que vayamos diluyendo nuestra creatividad. 

2. "Los errores son malos"

Pensar que los errores son malos, es un error en sí. Cometer errores es saludable, porque de los errores aprendemos. Y además, dicen por ahí que si no cometemos errores, no estamos haciendo nada nuevo, nada diferente, nada. 

3. "Tenemos que ser serios"

Confundimos la seriedad con profesionalismo. Podemos ser muy profesionales sin necesidad de ser las personas más frías o serias. Podemos disfrutar, reír, tener humor. El sentido del humor estimula la creatividad. Incluso, al hacer bromas e improvisar, estamos siendo creativos. 

4. "No hay nada nuevo que inventar".

Es cierto que es muy difícil inventar algo nuevo desde cero. Pero la mayoría de los inventos, son inspirados en cosas o servicios que ya existían. Por ejemplo, cuando inventaron las impresoras 3D, ya existían las impresoras. Cuando diseñaron Facebook, ya existían las redes sociales. Son mejoras. Pensemos en cómo podemos mejorar las cosas que ya existen y así podemos inventar muchas cosas nuevas. 

5. "¿Qué van a pesar los demás?"

Es muy común que nos importe mucho lo que piensen los demás y ser validados. Esto va de la mano con los prejuicios y las etiquetas. Busquemos cómo dejar los prejuicios atrás y dejemos de etiquetar y generalizar. Empecemos por ahí para promover la creatividad en nuestro país.