Una computadora y buen internet.... ¿es lo único que necesitas para trabajar desde cualquier parte del mundo?

Cada vez es más frecuente que las personas busquen más libertad laboral. Esto quiere decir, no tener horarios fijos y poder trabajar desde su casa o desde cualquier parte del mundo. Para que esto funcione, debemos estar enfocados en resultados, más que en tareas. Y por lo general así es como piensan y funcionan los emprendedores.

En San Juan del Sur, una noche común y corriente podés conocer a personas que están emprendiendo o tienen trabajos remotos. Una tarde en Playa Maderas conocí a una extranjera, lo normal es que pensemos que estas personas están de vacaciones, pero muchas veces no es así. Ella leía un libro mientras yo hacía yoga con mi amiga (yo era aprendiz y mi amiga me enseñaba). Luego la chica extranjera se nos unió haciendo yoga y terminamos conversando. “¿Qué haces? ¿Qué te trajo a Nicaragua?” Le preguntamos. “Soy profesora de Matemáticas.” Respondió ella. “¿Y dónde das clases?” Seguimos la preguntadera. Ella nos respondió “En Australia”. Obviamente ella no se tele transporta todos los días a Australia, ella da clases virtuales en un sitio web. Algo que ella puede hacer con una computadora y buen Internet, literalmente, desde cualquier parte del mundo.

Cada vez es más común encontrar a personas con este estilo de vida, hasta tienen un término digital nomads o nómadas digitales. Por lo general son emprendedores digitales. Personas que tienen negocios digitales, dándo servicios a través de la web, desarrolladores, asesores virtuales, infinitos modelos de negocios digitales.  O también pueden ser trabajadores de empresas digitales, que no necesitan un espacio físico.

Pero… ¿Qué tienen en común los nómadas digitales?

Tener acceso a un buen Internet definitivamente te abre las puertas y así es cómo está funcionando el mundo, alrededor del Internet. Sin embargo, no debemos olvidar comportamientos humanos que nos diferencian. Los negocios de los nómadas digitales funcionan con las personas que tienen las siguientes cualidades:

  • Estar comprometido con la misión y visión de tu empresa o la empresa para la que trabajas.

  • Ser sumamente responsable.

  • Ser ambiciosa con los tiempos de entrega y metas.

  • Estar orientado a resultados.

  • Tener capacidad de enfoque.

  • Saber auto gestionar el tiempo y las habilidades.

  • Entender tus debilidades.

  • Tener espíritu aventurero.

A sí que la próxima vez que pensemos en emprender en digital y "casarnos" con nuestra compu y un buen internet o por otro lado, si queremos dar libertad laboral a otros, analicemos todo lo anterior en nosotros y en los potenciales nómadas digitales.