8 beneficios de ser miembro de un coworking

Diseñan edificios y estructuras urbanas, desarrollan plataformas digitales como aplicaciones y sitios webs, crean líneas gráficas corporativas, asesoran proyectos internacionales y a nivel local, brindan consultorías de mercadeo digital, hacen lettering, lideran emprendimientos sociales, arman giras ecoamigables en todo el país... Estos y otros talentos son los que podés encontrar en La Fábrica Coworking, cuya comunidad puede brindarte muchos beneficios para tu desarrollo tanto profesional como personal.

En los coworkings hay un constante sentimiento de comunidad, el cual brinda la posibilidad de expansión de negocios, crecimiento profesional y personal, redes de contactos, retroalimentación, amistades, etc.

1. Redes de contacto

En los coworkings trabajan distintos tipos de profesionales, cada quien con su propia red de contactos. Socializar con las demás personas es suficiente para encontrar recursos que te pueden ser de gran utilidad, como consejos, contactos de proveedores, clientes, asesores, etcétera.

Esto funciona mucho porque conocés a gente variada y te podés apoyar de ellos. También es interesante estar con gente de diferentes campos porque el hecho de hacer contactos es buenísimo. Acá sentís que estás en la jugada y eso te motiva
— Yamil Sotomayor, Arquitecto y miembro de La Fábrica

2. Ambiente relajado

La atmósfera de La Fábrica facilita la concentración y la calma, donde los miembros se mantienen con buenas vibras pese al estrés de su trabajo mientras desarrollan a su propio ritmo sus proyectos. ¡También tenemos un sofá comodísimo donde nuestros miembros a veces hasta se toman sus siestecitas para reponer energías!

Acá desestresarse es válido, ya sea platicando con quien está a tu lado o con varios miembros en nuestra sala de estar, o bien, lanzándote unas cervecitas, pues en La Fábrica el consumo de bebidas alcohólicas es permitido ;)

Este es un espacio tranquilo para trabajar y recibir a clientes. Además, salís del aislamiento para estar en un sitio dinámico y creativo que te permite sinergia con otros emprendedores
— Brydma Bravo - Arquitecta y miembro de La Fábrica

 

3. Colaboración

La Fábrica es una comunidad de emprendedores y freelancers que se reúnen en un solo espacio para trabajar, por lo que te rodeás de diversas personas con quienes podés colaborar o incluso hacer negocios. Acá hemos visto varias alianzas o colaboraciones que han surgido entre miembros. Por ejemplo, el otro día una de las diseñadoras de acá le hizo el logo a otro de nuestros miembros ;) y ejemplos como este tenemos muchísimos. 

4. Desarrollo de disciplina

El hecho de no contar con alguien que esté encima de vos diciéndote qué hacer y en cuánto tiempo, hace que dispongás de tu propia administración de tiempo y te valgás por tu cuenta. Acá en La Fábrica los miembros se concentran con facilidad en sus proyectos y si necesitan distraerse para estimular su creatividad, saben que siempre hay alguien con quien conversar o compartir, ¡aunque también contamos con una rica cafetería al lado!

5. Te saca de tu zona de confort

Atreverte a estar en un espacio lleno de personas nuevas hace que tus habilidades sociales se vean obligadas a crecer y, por ende, a salir de tu zona cómoda, lo que desarrolla aspectos personales como la seguridad, la negociación, la empatía, la comunicación asertiva, entre otras habilidades.

Siento que acá salís de tu zona cómoda porque estás interactuando con todo tipo de personas y a pesar de que no soy una emprendedora, este espacio me ha abierto la mente a nuevas ideas de posibles proyectos futuros míos
— Yessica Soza - Contadora y miembro de La Fábrica

6. Estabilidad

Contar con un espacio en La Fábrica es de gran importancia para el desarrollo de tu proyecto pues contás con tu espacio asegurado, y así te evitás pensar a qué cafetería tenés que ir y gastar en comer para poder quedarte allí por varias horas, o bien, te despreocupás de las distracciones que pueden haber en tu casa o del bullicio de un lugar público.

Yo me motivo más estando en un lugar tranquilo y con ambiente productivo en que todos alrededor mío están trabajando también. Me siento más estable y cómoda sabiendo que entre reuniones tengo un lugar fijo donde sé que puedo hacer llamadas, trabajos, etc, sin tener que pensar en qué cafetería se puede acomodar a mi bolsillo, mi tiempo y mis necesidades.
— Morgan Babbs - Fundadora de Colibri y miembro de La Fábrica

7. Te rodeás de gente que disfruta lo que hace

Resulta muy sano estar en un espacio donde se reúnen personas comprometidas con sus proyectos, emprendimientos o negocios, pues estas trabajan con motivación y empeño. Además, este ambiente te contagia de su energía positiva, incrementando así tu rendimiento laboral y favoreciendo una estabilidad personal al momento de trabajar. 

8. Amigable con tu bolsillo

En La Fábrica contamos con 4 membresías que se acomodan a tus necesidades y posibilidades económicas. Cuando se inicia un emprendimiento o una vida de freelancer, siempre va a ser más rentable empezar en un coworking. Es menos costoso pagar por una membresía acá que alquilar una oficina completa con gastos fijos. 

Como emprendedor este espacio tiene muchas ventajas, es más conveniente monetariamente que alquilar toda una oficina y pagar los servicios básicos. Es un espacio ideal antes de tener uno propio.
— Fernando Cortez - Administrador de proyecto Kakao Media y miembro de La Fábrica