Desempleo, inequidad y millennials

art funides.jpg

Estos meses hemos invertido tiempo en investigar y reflexionar sobre el desempleo en Nicaragua. ¿Qué hace la gente cuando no tiene empleo? ¿Por qué no tienen empleo? ¿Emprenden? Y si sí, ¿qué tipo de negocios? Poco a poco les vamos a contar qué vamos descubriendo.

Por ahora, estuvimos echándole un ojo a una encuesta que la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) realizó en 2014 sobre las determinantes de la permanencia en el empleo y en el desempleo de los egresados universitarios. Como muestra, se tomaron 10 universidades de Managua, 1 de Carazo, 1 de León y 1 de Bluefields.

En ella nos dimos cuenta de datos importantes que valen la pena compartirles

  1. Las personas que estudiaron en un colegio privado ganan más que las que estudiaron en un colegio público.

  2. Las carreras con mejores salarios son medicina, contabilidad y derecho.

  3. Las mujeres ganan en promedio 2 mil córdobas menos que los hombres.

  4. Los mejores salarios los tienen personas egresadas de la UAM, la UNI y la UCA, siendo la UAM el número 1 con un promedio de salario mensual de 778 dólares, mientras que la UCA, 519 dólares.

  5. Las personas varían de trabajo debido a la búsqueda de un salario que se adapte a sus necesidades y expectativas. Si la persona trabajadora no recibe un salario alto, o bien, no recibe un aumento después de cierto tiempo trabajando en el mismo lugar, es muy probable que comience a buscar otro empleo donde sí se sienta motivada, buscando así su estabilidad laboral.

Después de entender esto, podemos decir que:

  1. Es importante invertir en educación en todas las etapas de nuestra vida académica, ya sea en secundaria, primaria, universitaria o técnica.

  2. Como mujeres, es importante exigir mejores salarios.

    Un paréntesis: el otro día estaba con don Silvio de Franco, director de la Universidad Thomas More, estábamos en una reunión de profesores y anunciaron a los mejores estudiantes. Don Silvio me comentó como dato curioso que lo más común es que las mujeres obtengan los promedios más altos, a lo que yo contesté: “¡Qué ironía! Las mujeres son las menos remuneradas en el mundo profesional, y me respondió: “Sí, verdad, ¡qué ilógico!”

  3. Debemos entender cómo funciona la nueva generación: los millennials. Si queremos emprender y contratar jóvenes, debemos comprender que la motivación no solamente debe existir en lo económico, sino en otros aspectos que se manifiesten a diario, como contar con una cultura laboral de felicidad y gozo; ser buenos jefes o jefas, líderes que inspiren, modelos a seguir; tener un equipo de trabajo armonioso; y, ¿por qué no? Eliminar algunas reglas convencionales que solo matan la creatividad y no generan productividad.

La mayoría poblacional de Nicaragua está en edad de trabajar, por lo que esta fuerza laboral debe ser aprovechada. ¿De qué manera? Haciendo que las personas permanezcan empleadas, ¿cómo se logra esto? Evitando la situación de rotación de puestos, pues generan pérdidas monetarias para la empresa u organización, así a como genera una pérdida motivacional y de tiempo en las personas trabajadoras. 

Si una persona no está contenta con su trabajo, buscará nuevas oportunidades y habrá cada vez mayor rotación. Hace unos años podíamos decir que la mejor forma para fidelizar a los trabajadores era sencilla: dar un aumento de salario. Pero ya este no es el caso. El ambiente laboral se muestra cada vez más como clave para aumentar el motor laboral de nuestro país, pues mientras más satisfechas estén las personas trabajadoras, mejores resultados a nivel organizacional se obtendrán y mayor productividad a nivel nacional.