Emprendimiento versus Autoempleo ¿Cuál es la diferencia?

¿Qué es un emprendedor? ¿Es una persona que se auto emplea? ¿O es una persona  que genera empleo a otros a través de la creatividad e ingenio?

 Hoy quiero hablar del famoso anhelo de ser tu propio jefe o jefa y la diferencia entre esto y emprender.

El término emprendimiento/emprendedor está cada vez más usado fuera de lugar. Estamos llamando emprendedor a personas que están en una etapa inicial de autoempleo y en muchos casos se quedan ahí – y eso está bien, siempre y cuando ese sea su objetivo.

Pero hay varias diferencias entre emprendimiento y autoempleo y aquí te cuento un poco de esto.

La razón de ser: 

-Autoempleo: Inicias un negocio para ser tu propio jefe y generarte un salario.

Versus.

-Emprender: Inicias un negocio porque detectaste un problema u oportunidad, diseñaste una solución creativa y la haces realidad.

 El autoempleo busca solucionar un problema individual: generarte un empleo, un salario. Esto puede ser tu vocación, por ejemplo, los músicos, los artistas, pintores, escritores, etc.  O cuando tu hobby lo empezás a compartir con otras personas abriéndolo al público, por ejemplo pasteles de cumpleaños, bordados a mano, o similares.  O puede ser tu profesión, cuando sos freelancer, como contador, arquitecto, diseñador, desarrollador web, ejercés tu profesión brindando servicios puntuales.

 El emprendimiento busca ofrecer una solución a una necesidad con un producto o servicio nuevo, diferente, a un grupo más amplio. Empleando a más personas para ser parte de esa solución. Claro, en la mayoría de las ocasiones pasas por una etapa inicial de autoempleo, a medida que vas creciendo, toca crecer el equipo de trabajo empleando además a otros.

 El límite de crecimiento versus crecimiento sin límites:

 La diferencia principal está en que el límite de tus ingresos es tu mismo tiempo. Por ejemplo, no puedo hacer más que 5 pasteles al día porque no me da tiempo. No puedo atender a más de 5 clientes al mes por que no me da el tiempo. Vos sos tu propio empleo y vos sos tu tiempo.

 A diferencia de un emprendimiento, que si está diseñado con estructura y personas adecuadas puede crecer sin límites, sin importar tu tiempo.

La Fabrica Foto.jpg

Sin duda, un autoempleo siempre puede evolucionar a un emprendimiento si esa fuera la intención y se dan los pasos necesarios.  

Este post es para aclarar conceptos de emprendimiento e invitar a los lectores a reflexionar y cuestionar el camino: ¿Qué quiero con esto? ¿Hacia dónde lo quiero llevar? ¿Estoy conforme solo con pagarme un salario? ¿O aspiro a crecer y emplear a otros? ¿Cómo lo voy a lograr?

 Cualquier respuesta es válida siempre y cuando sea honesta con uno mismo y satisfaga tus aspiraciones.